La verdadera historia del Machu Picchu

La verdadera historia del Machu PicchuEn las estribaciones de los andes peruanos, se eligió la antigua ciudad llamada Machu Picchu, unas ruinas que desafían todo intento de explicación ¿Quién fue el misterioso pueblo que la construyó y por qué lo hizo? Destaca la ausencia de muralla defensiva, descarta la posibilidad de que fuera una fortaleza. En su lugar abundan las fuentes, templos y extraños altares, excavados en el granito. Pero nada que pueda explicar cómo un pueblo que carecía de herramientas de hierro y que desconocía la rueda, pudo haber creado semejante obra maestra y por qué.

Hoy nuevas investigaciones pretenden desentrañar estos misterios ayudados por los esqueletos y otros restos de las personas que una vez habitaron este lugar. Prepárate para conocer, la verdadera historia del Machu Picchu. Se han encontrado pruebas lejos de la ciudad y debajo de ella y en leyendas de momias reales. ¿Serán suficientes dichas revelaciones para permitir a los fantasmas de Machu Picchu descansar por fin en paz?

Desvelamos la verdadera historia del Machu Picchu




Asentada a una altura de 2.450 metros, sobre un estrecho espolón en los Andes Peruanos, el Machu Picchu es una misteriosa y recóndita maravillas de la antigüedad. Dispersas por la cima de esta montaña se encuentran más de 200 estructuras de piedra primorosamente construidas, algunas tienen aspecto de viviendas y otras de templos, que encierran una basta zona verde de media hectárea y todas están abastecidas con canales de agua corriente y fuentes.

Una ciudad perdida cuyas entradas y accesos evocan fantasmas del pasado, un lugar de belleza deslumbrante y desconcertante a la vez. No existen rastros escritos en la ciudad, ningún gravado que pudiera insinuar un propósito. En su cota más alta el misterio sólo se intensifica, allí se erige un pilar magníficamente tallado, un gráfico enigma que corona el conjunto. Desde esta elevada altura el panorama despierta asombro y curiosidad en quien lo observa.

¿Cómo transportaron sus constructores, toda esa piedra hasta ahí y fueron luego capaces de cortarla con tal precisión, que ni siquiera necesitaron argamasa para dar firmeza a las paredes? ¿Quien construyó Machu Picchu? y ¿Porque fue construida en tan impensable lugar? y más sorprendente aún ¿Porque fue abandonada?

El camino del Inca

El camino del IncaPor toda la ciudad descubrimos piedras sorprendidas a punto de ser colocadas, cuando sobrevino el fin repentino de la obra. En la actualidad están surgiendo más vistas que nunca, algunas de ellas en las nuevas excavaciones del yacimiento, otras en cotas inferiores de Machu Picchu que los equipos exploran ahora por primera vez. Llegaron al poder a mediados del siglo XV gracias, en parte a su maestría construyendo caminos.

Gran parte de su red viaria de 16.000 kilómetros aún es apreciable, pero esa no es la única prueba que evidencia su dominio de la ingeniería y de la construcción, sus terrazas, canales y ciudades de piedra rivalizan con las de la antigua roma. Sin embargo al contrario que los antiguos romanos, los Incas crearon todas sus estructuras sin la rueda, sin el hierro y sin lengua escrita.

Quipus, los sistemas de cálculo Incas

Quipus los sistemas de calculo Incas

Los Incas poseía, no obstante, un sistema de cálculo basado en cuerdas anudadas, llamado “Quipus“, pero no dejaron ningún registro escrito alguno de sus vidas, ni de su historia. Así que gran parte de lo que sabemos de ellos lo conocemos a través de los españoles que los conquistaron en el siglo XVI, sus testimonios portan el sesgo de los conquistadores.

ilustraciones de Guamán PomaUn punto de vista distinto nos lo ofrece un artista Inca llamado Guamán Poma, que nació poco después de la llegada de los españoles en Perú, de modo que podemos considerarlo un observador puente entre ambos mundos. Produjo cientos de ilustraciones sencillas sobre técnicas agrícolas, sobre costumbres reales y sobre la historia Inca de la conquista.

Por ambas fuentes sabemos que. los Incas eran temibles guerreros que sometieron a docenas de pueblos asimilándolos a uno de los imperios más grandes del mundo, no en vano se extendía a lo largo de 3800 kilómetros. Alimentaban a su pueblo transformando empinadas lomas en plantaciones, gracias a la construcción de terrazas, se cree que bajo el dominio del imperio Inca había más tierras cultivadas que en el Perú actual. Pero lo más sorprendente sobre los Incas es que su reinado a penas duras de 100 años, después el imperio se vio diezmado primero por las enfermedades, seguidas de una guerra civil y por último de los conquistadores españoles.

La ciudad llamada Vilcabamba

Por los españoles precisamente sabemos que el último emperador Inca se retiró a las montañas a una ciudad llamada Vilcabamba. Los Incas dominaron Vilcabamba durante 35 años hasta que finalmente en 1572, los españoles destruyeron la ciudad. Por extraño que parezca no dejaron registro escrito de su ubicación, así nació la leyenda de la ciudad perdida de Vilcabamba, fue un misterio de perdurable poder de atracción.

explorador estadounidense Hiram BinghamCasi 350 años después impulsó un explorador estadounidense llamado Hiram Bingham hasta aquí, dispuesto a dar con la ciudad. La mañana del 24 de julio de 1911 Bingham, cámara en mano, alcanzó la cima de una montaña y pasó a la historia.

Me quedé sin respiración

Escribiría luego.

Las fotos de Bingham significan una de las primeras veces en las que el momento del descubrimiento es captado imágenes. Hoy esas fotos forman parte de un exclusivo álbum de 23 volúmenes del explorador, que detalla el descubrimiento de Bingham. Pero… ¿Qué fue exactamente lo que encontró?

Lo llamó por su nombre local Machu Picchu pero él creía haber dado con la ciudad perdida de Vilcabamba.  Un año después cuando su equipo descubrió más de 100 tumbas, Bingham las consideró la prueba que avalaba su teoría. Tras un análisis más detenido, Bingham y suo experto en restos óseos, el doctor George Itom, llegaron a una asombrosa conclusión ¡El 80% de los cuerpos correspondían a mujeres!

Los resultados de los análisis Itom, establece una diferencia por sexos de 4 a 1 es decir el número de mujeres cuadriplicaba de hombres y lo que supone una gran desproporción, por lo que Itom supuso que todo eran mujeres.

¿Que podría explicar tal predominio de mujeres en un cementerio? Bingham creyó que había encontrado los restos de las llamadas vírgenes del sol. De acuerdo con los testimonios españoles, más jóvenes más bellas del imperio eran elegidas y enviadas a un convento sagrado, seleccionadas a los 8 años, estas vírgenes servían al emperador Inca durante el resto de sus vidas.

Bingham supuso que cuando el último emperador Inca se retirara a las montañas para escapar de los españoles, se llevaría a sus vírgenes con él ¡Todo cuadraba!

trepanaciones craneanas machu picchuLos esqueletos de las vírgenes son encontrados, llenos de orificios sobre el rostro, las trepanaciones craneanas, consiste en una técnica para la extracción parcial de un fragmento del cráneo, que los Incas practicaban con alto grado de precisión. Según sabemos se solían practicarse cómo medida para aliviar la presión intracraneal, producida por fracturas. Esta cirugía craneal y las muestras de heridas curadas encontradas por todo el imperio, confirman que los Incas, la empleaban con gran habilidad para sanar los traumatismos craneales.

De hecho varios de los cráneos hallados en la tumba muestran señales de golpes con objetos contundentes, el tipo de fractura que produce una maza. De modo que estas personas no eran constructores, sino más bien guerreros. Seguramente estos individuos participaron en la defensa de los asentamientos de la zona, es probable que también de Machu Picchu. Esta revelación se erige en clara contraposición con la idea de Machu Picchu, como un santuario religioso. Es ésta una ciudad dominada por templos sagrados y santuarios:

  1. El templo de las tres ventanas,
  2. El templo del cóndor, llamado así por su superficie irregular y sus alas de piedra.
  3. El templo del sol, una elegante construcción semicircular horadada en una roca, iluminada por el solsticio
  4. En el punto más alto de la ciudad un pilar de piedra conocido como “Intihuatana

¿Era Machu Picchu una fortaleza mental o un centro religioso?

corpus christi Cusco PerúLas pruebas parecen contradecirse, pero la respuesta quizá se halla en Cuzco, la antigua capital y el lugar donde aún viven los descendientes de los Incas. Cada año durante la celebración católica del Corpus Christi, imágenes de la virgen maría y de otros 15 santos, son sacadas de la catedral y expuestas en la plaza.

Puede que estos fieles estén rindiendo homenaje a santos cristianos, pero los instrumentos que tocan y los pasos que repiten al moverse, en realidad, tienen origen en su pasado Inca. Esto se debe a que la procesión del Corpus Christi es una revisión cristiana de un ritual Inca. Hace 500 años los Incas también salía en procesión por Cuzco, pero no portaba estatuas de santos, portaban las momias de sus reyes, a quienes veneraban como a dioses.

Seguramente, fue uno de esos reyes quien ordenará la construcción de Machu Picchu. Sólo la calidad del trabajo en piedra, sugiere ya, que la ciudad tenía categoría real, se calcula que tardaría al menos tardaron unos 50 años en construirla y dado que el imperio Inca sólo perduró 100 años, es lógico pensar que sería una de las primeras.

Pachacútec el fundador del Imperio Inca

El testimonio de un jesuita español llamado Bernabé Cobo señala al emperador líder que fundó el imperio Inca un rey llamado “Pachacútec”. Pero nadie ha podido demostrar que este rey fuera el constructor de Machu Picchu, aunque una pequeña pista se esconde, quizá en su nombre, que significa: El que rehace el mundo.

Pachacútec el fundador del Imperio IncaPachacútec es una especie de Alejandro Magno Inca, fue uno de los primeros impulsores de la expansión Inca, más allá de la región de Cuzco y que llegó a extender las fronteras del imperio hasta zonas en las que este pueblo, jamás había llega. Lo que sabemos de la historia de Pachacútec se lo debemos en parte al padre Cobo, que  llegó a Perú después de la conquista, a finales del siglo XVI y escribió sus crónicas a partir de entrevistas a los descendientes de los Incas.

Según el padre Cobo, Pachacútec era un prestigioso constructor, después de haber ampliado su imperio con la anexión de tantas y tan grandes provincias, el rey dedicó el resto de su vida a levantar majestuosos templos y palacios e inexpugnables fortalezas.

El magnífico trabajo en piedra del Machu Picchu, tan similar al exhibido por los templos de Pachacútec en otras ciudades Incas, sugiere la obra de la misma mano tras estas estructuras.  Pero la prueba más convincente que asocia Pachacútec a Machu Picchu, procede de un registro español guardado en los archivos coloniales de Cuzco. Fechado en 1568 menciona la ciudad de Picchu con claras referencias a su señor el “Inca Yupanqui” también conocido como Pachacútec.

La prueba es convincente pero ¿Es Pachacútec el primer emperador Inca, quien ordenó la construcción de Machu Picchu?

Un enclave que intimidaría a cualquier ingeniero.




La pendiente del terreno no era el único obstáculo, Machu Picchu recibe cada año lluvias torrenciales, que desencadenan frecuentes corrimientos de tierra. El lugar lo atraviesan además no una, sino dos fallas sísmicas, que lo convierten en un lugar nada recomendable para levantar una ciudad de piedra. La ubicación posee en cambio dos ventajas: Un manantial de agua dulce cercano y fácil abastecimiento de granito, con la presencia de una cantera en el mismo lugar.

Cuando los ingenieros Incas comenzaron la construcción, el primer paso fue apuntalar la montaña, lo hicieron levantando una asombrosa estructura de terrazas. El proceso de construcción viene, de abajo hacia arriba, es decir que primero fueron creadas de abajo para ir apuntalando la estructura. Las terraza, son imprescindibles en Machu Picchu, si bien algunas se emplearían para la agricultura en pequeña escala, su finalidad principal era sujetar la montaña en su posición y servir del sistema de drenaje para evacuar el inmenso volumen de agua de lluvia recibida. En su estado natural el agua de lluvia hubiera convertido las laderas en fango y Machu Picchu se hubiera derrumbado.

Los sistemas de drenaje

Los Incas contrarrestaron ese efecto, mediante un sofisticado sistema de drenaje, en el interior de las terrazas los arqueólogos encontraron una capa de tierra laborable, por debajo de una capa arenosa y por último, en la base, grava y piedras más grandes.

sistemas de drenaje del Machu PicchuEn lugar de precipitarse por la montaña el agua se va abriendo camino lentamente a través del suelo, de modo que apenas se produce erosión, sirviéndose de este diseño básico los Incas adosaron la primera terraza a la montaña y luego la siguiente, reproduciendo el mismo patrón hasta la cima. Una vez allí los ingenieros Incas tuvieron que enfrentarse a un obstáculo aún mayor.

Esta es una ciudad de piedra como y pocos puntos por los que el agua de lluvia pueda correr, pero los Incas habían previsto tal circunstancia y durante la construcción fueron colocando estratégicamente más de 100 conductos de desagüe por toda la ciudad. Muchos de esos conductos transportarán el agua de escorrentía, desde las partes altas de la ciudad a la plaza central, un estudio más profundo de la zona reveló una remarcable innovación para gestionar toda esa agua.

Bajo las habituales capas de tierra laborable y graba hay un espeso manto de esquirlas de granito blanco, los escombros de años picando piedra. De hecho lo que hicieron los Incas fue construir un sistema de drenaje subterráneo, para evacuar el agua de forma segura. Se trata de trabajos colosales en la tierra que alcanzan casi 3 metros de profundidad bajo la superficie y abarcan varias hectáreas. Eran colectores de agua que la evacuaban de la ciudad.

Las Fuentes

fuentes del Machu PicchuPor inmensa que se nos antoje la ciudad más del 60% de ella se encuentra bajo tierra, sujetándola firmemente en su lugar. Si bien es cierto que los Incas se emplearon a fondo en deshacerse del agua, también lo es que no dejaron de construir fuentes, que parecían celebrar su presencia. La ciudad está salpicada por 16 fuentes, cada una de ellas bellamente diseñada, como práctico suministro de agua potable.

Las fuentes beben de un manantial natural cercano ubicado en las laderas de la montaña de Machu Picchu, desde allí los Incas ingeniaron un canal cuya inclinación del 3%, está pensada para proporcionar la cantidad de agua justa a cada una de las fuentes.

Las herramientas de construcción

construccion Machu PicchuA pesar de carecer de herramientas de hierro los Incas fueron capaces de trabajar el granito una piedra increíblemente dura actualmente tenemos una pista sobre cómo lo hicieron en las canteras de Machu Picchu. Una vez que los cortadores habían pulido colocaban la piedra en rodillos de madera o barro y la empujaban hasta la construcción. El último paso era colocar la piedra en su lugar y encaja con sus compañeras.

Impulsada su construcción por orden real, Machu Picchu es un tributo a la ingeniería y a la artesanía Inca. Sus cientos de terrazas la apuntalan desde la base las paredes de granito mantienen la misma firmeza de hace 500 años, gracias a una admirable sistema de drenaje y como colofón una ingeniosa red de fuentes que descienden en cascada desde el manantial montañoso en el plano superior.

Pero… ¿A qué se debe tanto esfuerzo? ¿porque Pachacútec quiso construir Machu Picchu aquí, en este imposible lugar? ¿Fue por motivos religiosos?

Pero cual era la verdadera función del Machu Picchu

el padre Bernabé CoboLo que sabemos de la religión Inca, lo conocemos de nuevo por las crónicas del padre Bernabé Cobo, escritas tras la conquista española. Rendían culto con igual reverencia y con idénticas ceremonias al sol y al agua a la tierra ya otras muchas cosas. Consideraban al sol ya las montañas deidades a quienes debían apaciguar mediante rituales como indica que uno de esos rituales implicaba el sacrificio de niños.

Esta suposición quedó completamente confirmada en 1999 por el prestigioso arqueólogo Johan Reinjar, que descubrió tres momias de niños, en perfecto estado de conservación, en la cumbre de una montaña argentina, en la latitud sur del imperio Inca. Habían sido sacrificados como ofrenda a las mismas montañas divinas, que describía Cobo.

Quizás el misterio que envuelve la localización de Machu Picchu se expliquen esta devoción al paisaje. Sabemos que por todos los andes hay pueblos que confieren al entorno natural carácter sagrado y estas creencias en el paisaje ayudarían a explicar el Machu Picchu, lo que de otro modo resulta un misterio inaccesibles.

La teoría del paisaje

Esta idea llamada teoría del paisaje, sugiere que además de venerar al sol a los ríos y a las montañas como dioses, los Incas o tendrían el poder mediante la conexión física directa con ellos. ¿Es esa por tanto la razón de la ubicación elegida para construir en Machu Picchu?

Se levanta en un lugar insólito incluso para los Incas, su capital la moderna Cuzco y otras ciudades Incas como Písac, descansan sobre terrenos más llanos y accesibles. Además también está lejos, a unos cinco días de camino de la capital en época de los Incas y a cuatro horas de tren para los turistas en la actualidad, seguidas de un tortuoso recorrido en autobús, para ascender a las ruinas. Sin embargo por todo el lugar no sorprenden señales que explican por qué los Incas, consideraban éste un lugar que merecía la pena.

La teoría del paisaje Machu Picchu

En determinados puntos los Incas colocaron piedras a las que dieron forma de ciertas cumbre sagradas que rodean la ciudad, luego las exhibieron como inmensos iconos de culto.

En tiempo de los Incas los visitantes llegarían a Machu Picchu por arriba, desde donde apreciarían la ciudad rodeada por el sagrado río Rrubamba. Para los pueblos agrícolas, nada había más importante que el agua y éste era un lugar cobijado, firmemente, en el regazo del agua.

Una prueba más que conecta a Machu Picchu con su venerado entorno, en la cima de un pico piramidal, dentro del complejo, se encuentra el pilar sagrado conocido como “intihuatana”. Este pilar sagrado, se erige en alineación con 4 montañas divinas y de suprema importancia para los Incas. Se corresponden con los cuatro puntos cardinales sus vistas a los picos sagrados su cercanía al río santo y su alineación con cuatro poderosas montañas divinas harían de ésta una localización irresistible para los Incas.

El Machu Picchu era la corte imperial Inca




Pero… ¿Que usó dio realmente el primer emperador pachácutec a Machu Picchu? Dentro de la ciudad se distingue una inconfundible residencia real, situada cerca de la primera fuente, garantizaba que el rey siempre vería del agua más pura. También está cerca de los templos más sagrados, pero si la ciudad de la corte real de Pachacútec, un centro religioso o una fortaleza militar, sigue siendo un misterio.

Un segundo examen de los cuerpos, sugiere una posible solución durante las excavaciones de Bingham en 1912 su equipo identificó erróneamente los esqueletos como las vírgenes del sol, recientemente han sido sometidos a un nuevo estudio, si se averiguara quienes serán estas personas quizá hallaríamos la respuesta al uso que se le daba a Machu Picchu.

¿Quienes eran sus habitantes?

No se han encontrado pruebas de lesiones provocadas por violencia, de ahí se deduce que no eran soldados, además sus enterramientos eran sencillos y que carecían de objetos de gran valor. Eso excluye que fuesen miembros de la realeza, sin embargo en sus huesos, no se han encontrado rastros que descarten la posibilidad de que fueran trabajadores comunes, parece que pertenecían a una clase intermedia.

incas del Machu PicchuUna pista clave sobre su identidad, podemos hallar la en su dieta, mediante una técnica conocida como análisis isotópico. En este proceso los científicos vaporizan una pequeña muestra osea, se trata de detectar los rastros químicos de los alimentos que han sido absorbidos por una estructura entre las partículas vaporizadas han encontrado una alta concentración de isótopos de carbono 13, la firma del maíz.

Aunque en el Perú de hoy es muy común, en tiempos de los Incas el maíz era un alimento Real, de hecho el análisis de los suelos, de los cientos de terrazas del Machu Picchu, demuestra que entre los pocos alimentos que se cultivaban aquí, predominaba el maíz. De modo que aunque no formaban parte de la realeza estas personas solían abastecerse del maíz Real, y si tampoco hacían trabajos pesados ¿Quienes eran entonces?

Podrían considerarse como el personal de un hotel de lujo, los cuidadores. Una plantilla numerosa, sin duda, los restos de 177 individuos, hay pruebas muy sólidas que sugieren que el Machu Picchu era la corte imperial del emperador Pachácutec. Servía de lugar de esparcimiento al que él y sus cortesanos se retiraría a descansar, rendir culto a los dioses y relajarse. Sus necesidades atendida siempre por una solícita y entrenada plantilla de sirvientes.

El arte de la guerra psicológica

Pero los recientes descubrimientos realizados en las tumbas de una cercana plantación, no parece encajar con esta pacífica imagen. Las graves lesiones de los cuerpos sugieren que Machu Picchu podría haber tenido relación con conflictos armados. ¿Como entonces combinan la paz y la guerra en el mismo lugar?

Según los testimonios de los españoles, los Incas conquistaron este valle, unos 10 años antes de que Pachacútec llegar al poder, quizá no construyese como una conmemoración de su conquista. Los Incas eran diestros en el arte de la guerra psicológica, así que decidieron construir este majestuoso complejo en la cima de la montaña, para que fuesen lo primero y lo último que vieran al salir de su casa por la mañana, al acostarse cada noche, todos los que vivían en el valle, es un símbolo muy poderoso.

De modo que Machu Picchu era un símbolo indiscutible del poder de los Incas, un alarde faraónico de Pachacútec, no sólo de su maestría como ingeniero, sino de su conexión esencial con montañas y ríos sagrados. Aún así, si este lugar desempeñó una función crítica, como muestra del poderío religioso y militar de los Incas, ¿Porque los españoles no lo destruyeron, como hicieron con el resto de asentamientos Incas? y ¿Por qué no lo mencionan en ninguno de sus testimonios escritos?

Las Momias del Machu Picchu

Parte de la respuesta se esconde en la procesión del Corpus Christi de Cuzco, la fiesta anual que es una visión cristiana de un ritual Inca. En dicho ritual los Incas portaban momias en lugar de santos, en especial las momias de sus reyes.

Momias del Machu PicchuCuando Pachacútec murió en 1471, no fue enterrado sino momificado, el proceso exacto no conocemos. Una teoría apunta a que su cuerpo podría haber sido sometido a una modificación gradual por congelación y desecación, expuesto al intenso sol durante el día y a heladas temperaturas durante la noche, mediante la repetición de este proceso el cuerpo quedaría completamente disecado.

Curiosamente se parece mucho al método que emplean los Quechuas locales, para conservar la carne de llama, el resultado se llama jerky o charqui en español

Así preservado Pachacútec no sería enterrado en vez de eso seguiría desempeñando un papel activo en la política y los rituales de la sociedad Inca. Los dibujos realizados por el artista Inca Guamán Poma confirman este uso de las momias.

¿Que causó el declive del Machu Picchu?

El cuidado y la conservación de las momias recaería en un grupo familiar llamado panaca, que también asumiría el control de la vivienda Real. Pero con el tiempo quizá los panacas se quedaron sin recursos, las obras de Machu Picchu entrarían en una fase de ralentización para finalmente detenerse. Los descendientes de Pachacútec tendrían problemas más acuciantes, incluso antes de la llegada de los españoles sufrieron epidemias de viruela, eso seguido de una sangrienta guerra civil dejó al imperio Inca debilitado y dividido.

¿Porque se ha conservado intacto?

Apenas 60 años después de la muerte de Pachacútec, el imperio Inca terminó por sucumbir ante la invasión española. Las familias reales perdieron su poder y se desorganizaron. Estalló a una guerra civil con la consiguiente destrucción a gran escala de sus asentamientos. Es probable que en cierto momento los habitantes de Machu Picchu pensarán: “Bueno nadie va a venir ya” por lo que lugar sagrado, perdió todo su significado

Para entonces lo más probable es que todos, excepto los sirvientes Reales se olvidarán de Machu Picchu, más tarde seguro que hasta ellos se fueron.

Por eso es posible que los españoles nunca hubieran hablar de Machu Picchu y más importante aún, nunca lo encontraron. Eso supuso que Machu Picchu quedará intacto, uno de los pocos asentamientos Incas que puede presumir de ello. Aunque sigue planteando confusos misterios, también suscita una gran promesa, cuya certidumbre tendrán de demostrar las tecnologías modernas.

el declive del Machu Picchu

Los nuevos hallazgos que quizá nos permitan reconciliarnos por los fantasmas de Machu Picchu y nos ayuden a entender mejor la verdadera historia del Machu Picchu.



Deja tu comentario