La Verdadera Historia de la Caperucita Roja y la del Lobo Feroz

La Verdadera Historia de la Caperucita Roja y la del Lobo Feroz
4.7 (94.12%) 17 votes

La verdadera historia de Caperucita Roja y la del Lobo FerozLos cuentos de hadas están llenos de cosas espeluznantes y terribles y la verdadera historia de Caperucita Roja no es la excepción. Las hermanastras de Cenicienta cortaron partes de sus pies antes del baile. En la versión Hans Christian Andersen de La Sirenita, la sirena se suicida. E incluso las colecciones populares de cuentos de hadas como el de los hermanos Grimm incluyen historias como “La chica sin manos” y “La muerte de la gallinita”.




La historia completa de Caperucita Roja es bastante oscura. A diferencia de la versión moderna, donde una chica ingenua y confiada que no percibe el peligro de un lobo feroz y donde su abuela se escapa al final, en la mayoría de las versiones más antiguas, la Caperucita Roja se come a su abuela. Y eso es sólo el principio de las cosas horribles que pasan en La verdadera historia de Caperucita Roja y la del Lobo Feroz.

⭐ En la verdadera historia de Caperucita Rroja, el lobo la obligó a comerse a su abuela.




Las versiones que circulan en la Francia del siglo XVII, cuando Charles Perrault escribió por primera vez la historia en su colección titulada “Relatos de Mamá Oca”, presentaban a una nieta caníbal y un lobo pedófilo que le dice a Caperucita que se desnude antes de subir a su cama. No es de extrañar que el cuento de hadas haya cambiado. ¡Al fin y al cabo es para niños!

▷ La Caperucita Roja ha sido contada durante siglos, pero no solía tener un final feliz.

La Caperucita Roja ha sido contada durante siglosMucho antes de que se escribiera por primera vez,”Caperucita Roja” era un cuento popular contado durante siglos. El antropólogo Jamie Tehrani sostiene que el cuento de hadas no fue inventado por el escritor francés Charles Perrault, autor de los “Relatos de Mamá Oca” y la primera persona que lo escribió. El historiador Robert Darnton explica que la mayoría de las historias de Perrault provenían de la tradición oral, muy probablemente a través de la enfermera de su hijo, de donde tomó prestado el nombre de “Mamá Oca”.

Pero la historia de Caperucita Roja tenía raíces mucho más profundas, y pasó por varias versiones. Incluso después de la versión francesa de Perrault, la historia se difundió a Alemania e Inglaterra, llevada por los refugiados franceses de las Guerras de Religión y los conflictos posteriores, hasta que los Hermanos Grimm la volvieron a escribir en el siglo XIX. De hecho, la historia de una chica vestida de Caperucita que deambula y se encuentra con un lobo se remonta por lo menos al siglo XI, se conoce que en una poesía belga ya aparece este personaje.

La larga historia, de la historia, incluye una serie de cambios que la transforman de un perturbador cuento de canibalismo y pedofilia a la versión mucho más amigable que los niños escuchan hoy en día y que tiene un final feliz.

▷ En algunas versiones de la historia, no hay ninguna Caperucita Roja

En algunas versiones de la historia no hay ninguna Caperucita RojaUna de las características definitorias de Caperucita Roja es su capucha roja, aparece en casi todas las imágenes de la historia producida en los últimos 200 años. Pero en algunas versiones de la historia, la niña no llevaba una capucha roja. Una versión folklórica, contada en los siglos XVII y XVIII en Francia, describía al personaje principal como una simple “niña”, por ejemplo. La capucha roja no aparece hasta el siglo XVII.

¿De dónde salió la famosa capucha? Probablemente fue inventada por Charles Perrault, en la “Mamá Oca” original. En su versión, publicada por primera vez en 1697, la madre de la niña “tenía una caperuza roja hecha para ella”. Perrault explica:“Se adaptó tan bien a la chica que todos la llamaban Caperucita Roja”. Y después de eso, la capucha roja se quedó.

▷ La Capucha Roja simbolizaba la mayoría de edad… o el pecado.

La Capucha Roja simbolizaba la mayoría de edad o el pecadoUna vez que apareció la Capucha Roja, la gente dijo que simbolizaba la mayoría de edad o el pecado. La capucha roja hizo su primera aparición en la versión de Perrault, pero fue un detalle tan popular que llegó a definir la historia. De hecho, la pregunta es… ¿y porque del color Caperucita? El psicoanalista Erich Fromm afirmó que la capucha roja era un símbolo de la menstruación, convirtiendo el cuento en una lección de moralidad para las jovencitas que podrían “desviarse del camino”, poniendo en riesgo su honor. El lobo, en la versión de Fromm, se convierte en un seductor de chicas jóvenes.

El Caperucita era un color asociado con el pecado, cuando Perrault escribió por primera vez el cuento de hadas en la década de 1690. Y muchos folcloristas señalan que el color Caperucita era a menudo un símbolo de que una niña había alcanzado la mayoría de edad, lo que lo relacionaba con la menstruación. Cuando el lobo engaña a Caperucita Roja y se la come, el mensaje es claro: Cuidado con los “Caperucitaadores” que quieren aprovecharse de las jóvenes. Y hay una parte retorcida de las primeras versiones francesas que realmente llevan el punto de partida a este concepto.

▷ En la versión original, el lobo hace que Caperucita suba a la cama con él

el lobo hace que Caperucita suba a la cama con él




La versión original de la Caperucita Roja, se vuelve rápidamente espeluznante. Una vez que la niña está en la casa de su abuela, donde el lobo se disfrazó de su abuela, el lobo le pide a Caperucita que le quite la ropa. En la historia, el lobo dice:“Desnúdate y métete en la cama conmigo”. Cuando Caperucita pregunta qué hacer con su delantal, el lobo dice:“Tíralo al fuego, no lo necesitarás más”.

Después de que Caperucita lanza su delantal al fuego, el lobo también le hace quitarse el corpiño, la falda, las enaguas y las medias. Con cada prenda de vestir, el lobo dice:“Tírala al fuego, no la necesitarás más”. Una vez que se quita la ropa, Caperucita se mete en la cama con el lobo. Ahí es cuando se da cuenta de que algo no va bien con su “abuela”.

“¡Oh abuela! ¡Qué peluda eres!” dice Caperucita. En la versión actual del cuento de hadas, Caperucita Roja definitivamente no se desnuda.

▷ 🐺El lobo hace que Caperucita se coma a su abuela

El lobo hace que Caperucita se coma a su abuelaIncluso antes de que Caperucita se metiera en la cama con el lobo, las versiones más antiguas de la historia son espantosas. Cuando el lobo entra a escondidas en la casa de la abuela, mata y masacra a la anciana. Vierte su sangre en una botella y le corta la carne en una bandeja.

Como si eso no fuera lo suficientemente sangriento, cuando aparece Caperucita Roja, la historia rápidamente se convierte en un cuento de canibalismo familiar. Cuando Caperucita le entrega el pan y la leche al lobo, dice:“Tómate algo, querida mía. Hay carne y vino en la despensa.” Señala la sangre y la carne de su abuela. Caperucita se come la merienda, y un pequeño gato susurra,“¡Zorra! por comer la carne y beber la sangre de tu abuela!”

Hay aquí algunos paralelos extraños con la tradición religiosa de tomar la Eucaristía, el cuerpo y la sangre de Cristo. Sin embargo, por razones obvias, este canibalismo fue omitido en versiones posteriores de la historia.

▷ En una versión humorística, Caperucita simula estar cagándose

La versión en la que Caperucita Roja logra escapar utilizando caca falsaEn la mayoría de las versiones de Caperucita Roja, la chica nunca descubre el disfraz de lobo, lo que es un poco sorprendente, ya que la mayoría de la gente reconocería a un lobo vestido de noche. Quizá Caperucita no tenía buena vista.

Pero en esta versión, Caperucita logra escapar de la trampa del lobo simulando tener que ir a cagar. Una vez que se ha metido en la cama con el lobo, se da cuenta de que no es exactamente abuela. Caperucita inventa una mentira para salir de la cama: dice que tiene que cagar y no quiere hacerlo en la cama de la abuela. El lobo deja que Caperucita se vaya al bosque, pero le ata un pedazo de cuerda para que no pueda escapar. En esta versión, la chica engaña al lobo deslizando la cuerda sobre una rama y huyendo. ¡Esto es un pensamiento inteligente!

▷ Incluso en la versión de Mamá Oca, se comen a la abuelita

En Mama Oca se comen a la abuelitaLa versión Mamá Oca de Caperucita Roja, es menos horripilante que muchos de los cuentos populares originales. Por ejemplo, Caperucita no se come a su abuela, y no hay una larga descripción de ella quitándose la ropa y tirándola al fuego, aunque dice que Caperucita, se quitó la ropa, antes de meterse en la cama con el lobo.

Pero la versión Mamá Oca aún conserva algunos de los elementos más oscuros del cuento popular. Por ejemplo, cuando el lobo entró a hurtadillas en la casa de la abuela, inmediatamente cae sobre la buena mujer y se la come en un momento, porque habían pasado más de tres días sin comer.

Después de todo, si la moraleja de la historia es vigilar a los “Caperucitaadores”, la abuela era tan culpable como Caperucita, ya que también fue engañada por el lobo.

▷ En Mamá Oca, Caperucita no tiene un final feliz

Caperucita no tiene un final feliz




Además de la muerte de la abuela, en la versión de Mamá Oca, tampoco termina bien para Caperucita. Después de que la chica es engañada para subir a la cama con el lobo, los dos tienen su famoso diálogo:

Caperucita: “¡Abuela, qué brazos tan grandes tienes!”

Lobo Feroz: “Son para para abrazarte mejor, querida.”

Caperucita: “¡Abuela, qué orejas tan grandes tienes!”

Lobo Feroz: “Son para oírte mejor, hija mía.”

Caperucita: “¡Abuela, qué ojos tan grandes tienes!”

Lobo Feroz: “Son para verte mejor, Caperucita.”

Y finalmente, Caperucita dice:“Abuela, ¡qué dientes tan grandes tienes!”.

En este punto, el Lobo Feroz dice:“¡Son para comerte mejor!”, en cuyo momento salta sobre Caperucita y se la come.

Este es el final de la historia en la colección Mamá Oca y no hay ningún leñador amistoso o rescate para Caperucita Roja.

▷ La lección moral en la versión de Mamá Oca, trata de la virginidad

La lección moral en la versión de Mamá OcaAl final de la versión de Caperucita Roja de Mamá Oca, Charles Perrault incluye una moraleja, por si acaso los niños no captan el mensaje de la historia. Escribe:“Los niños, especialmente las mujeres jóvenes atractivas y bien educadas, nunca deben hablar con extraños, porque si lo hacen, es posible que sirvan la cena para un lobo”.

Y por si acaso su analogía con el lobo pasa por encima de las cabezas de los niños, Perrault añade: Yo digo” lobo”, pero hay varios tipos de lobos. También hay quienes son encantadores, tranquilos, educados, modestos, sencillos, complacientes y dulces, que persiguen a las jóvenes en casa y en la calle. Leyendo entre líneas, Perrault advierte a las muchachas que los lobos pueden parecerse a las abuelas gentiles, aunque sus intenciones sean malas. Perrault concluye diciendo:“Desafortunadamente, son estos lobos suaves los más peligrosos de todos”.

La lección moral para las jovencitas es muy clara: Protégete (y protege tu virginidad) de los “Caperucitaadores” que quieren aprovecharse.

▷ En la versión de los Hermanos Grimm, Caperucita llena de rocas las grandes entrañas abiertas del lobo

Caperucita llena de rocas las grandes entrañas abiertas del loboUna de las versiones más conocidas de la historia de Caperucita Roja proviene de los hermanos Grimm, en el siglo XIX. Pero incluso su final, donde se salva a Caperucita y a su abuela, tiene un giro extraño. Los Hermanos Grimm presentaron al cazador que las salvó, el día después de que Caperucita Roja fuera devorada por el lobo.

El cazador encuentra al lobo durmiendo después de su gran comida y le abre el vientre con unas tijeras. La niña y su abuela salieron gritando:“¡Oh, estaba tan asustada! Que oscuro era dentro de la barriga del lobo “. Entonces Caperucita toma el control, llenando el cuerpo del lobo con grandes piedras. El lobo aparentemente duerme durante todo este proceso, pero cuando se despierta y trata de huir, las piedras son tan pesadas que cae muerto.

No se trata de desnudarse o de canibalismo, pero sigue siendo un giro oscuro en el cuento de hadas. Incluso hay una secuela en los hermanos Grimm, donde Caperucita consigue su venganza.

▷ En la secuela, Caperucita y la abuelita matan al lobo feroz

Caperucita y la abuelita matan al lobo feroz

Los hermanos Grimm también escribieron una secuela de Caperucita Roja, donde Caperucita se une a su abuela para matar a otro lobo. Como en el primer cuento de hadas, Caperucita se encuentra con un lobo en el bosque, pero esta vez lo ignora. Cuando el lobo intenta irrumpir en la casa de la abuela, la abuela no lo deja entrar. Ambas han aprendido su lección desde la primera vez, cuando fueron devoradas por el lobo.

En la secuela, Caperucita y su abuela atraen al lobo a la chimenea con el olor de las salchichas. En el hogar, colocan una gran tina llena de agua de la cocción de las salchichas. El lobo cae y se ahoga y Caperucita se regocija.

▷ Los cuentos de hadas son como los anuncios de servicio público del pasado

El cuento original de la caperucita rojaEs difícil imaginar a los niños que escuchan versiones más antiguas de la historia de “Caperucita Roja”. Después de todo, hoy en día no animamos a los niños a comerse a sus abuelas. Pero la moraleja del siglo XVII de Perrault con respecto a la historia, es un recordatorio de que los cuentos de hadas fueron creados originalmente para educar a los niños sobre los peligros reales. No sólo los lobos, sino también otros que querían aprovecharse de las niñas, engañándolos para que se desnudaran y subieran a la cama. En cierto sentido,”Caperucita Roja” y otros cuentos de hadas eran el equivalente medieval de los anuncios de servicio público.

Las extrañas variaciones de la Caperucita Roja nos recuerdan que los cuentos de hadas se crean y recrean, en determinados tiempos y lugares. La versión francesa del siglo XVII de Charles Perrault es diferente de la versión alemana del siglo XIX popularizada por los hermanos Grimm. Los cuentos de hadas comunican mensajes específicos que están vinculados a esas culturas, por lo que en cierto modo, las versiones antiguas de la Caperucita Roja son un vistazo a la sociedad del pasado.



Deja tu comentario